La organización de derechos humanos Abuelas de Plaza de Mayo, dedicada a la búsqueda de bebés robados durante la última dictadura argentina (1976/83), anunció este lunes la identificación del nieto recuperado número 121, cuya historia darán a conocer este martes.

"Para nosotras esto es el triunfo de la lucha y la verdad", declaró la presidenta de Abuelas, Estela de Carlotto, al canal C5N.

El hombre que actualmente tiene 40 años no tenía ninguna sospecha de que era hijo de desaparecidos y "por lo visto quienes lo criaron no le habían dicho nada" de su origen, dijo la dirigente.

Fue hallado por una información que tenía la Comisión Nacional por el Derecho a la Identidad (Conadi) y tras ser contactado accedió voluntariamente a realizarse un examen de ADN. "Vino con generosidad a despejar la duda y la sorpresa es que sí era" hijo de desaparecidos, afirmó Carlotto.

"Es algo reconfortante entre tantas contrariedades y dolores que nos toca vivir en estos tiempos. Es una inyección de ánimo. Se impone la verdad sobre la mentira", agregó.

Precisó que "el resultado lo supimos el sábado y él ya fue notificado".

Las Abuelas de Plaza de Mayo convocaron a una rueda de prensa el martes donde darán a conocer los detalles de la historia familiar de este hombre, que tiene un hermano vivo, pero cuyos abuelos ya fallecieron, dijo Carlotto.

"Me dijeron que es una persona muy dulce, muy buena. Yo no lo conozco ni hablé con él, pero es una persona muy sensata y quedó conmovido por la noticia" agregó.

Abuelas de Plaza de Mayo estima que unos 500 bebés, hijos de desaparecidos, fueron robados durante la dictadura argentina, de los cuales 121 han sido encontrados. La mayoría fueron apropiados por represores o personas vinculadas al régimen que dejó 30.000 desaparecidos, según organizaciones humanitarias.

 

PUB/IAM