Miles de brasileñas se soliviantaron por un reportaje de perfil conservador sobre la esposa del vicepresidente Michel Temer, publicado por una revista en pleno auge de la crisis política que le puede costar el cargo a la jefa de Estado, Dilma Rousseff.

El polémico reportaje, publicado por la revista Veja, describe a Marcela Temer como una mujer "bella, recatada y del hogar", una serie de adjetivos que indignó a incontables mujeres en el país.

Las redes sociales se inundaron de fotografías en nada recatadas u hogareñas de mujeres a las que les desagradó que se defina en esos términos a la esposa de Temer, quien podría relevar a Rousseff si prospera el juicio político con fines destituyentes que ahora tramita en el Senado.

Algunas mujeres publicaron fotografías de tampones, condones o hasta de papel higiénico, trabajando, bebiendo cerveza en bares o en sugerentes poses sexuales para mostrar otras facetas de las mujeres reales.

En algunos perfiles de movimientos sociales y grupos de izquierdas se contrapuso ese perfil de Marcela Temer con el de Rousseff, una mujer que integró grupos guerrilleros durante la última dictadura militar y luchó por la democracia que le abriría las puertas de la presidencia del país.

Marcela Temer es una exmodelo de 32 años, 43 años más joven que su marido, que ya cumplió 75 años, y tiene un hijo con el vicepresidente.

Según el reportaje, Marcela dedica sus días a llevar a su hijo Michel a la escuela y a cuidar de su casa en Sao Paulo.

La organización feminista Think Olga se quejó a través de Facebook que el reportaje parece escrito "hace cincuenta años" y cuestionó que los medios no le dispensan el mismo trato a los hombres que a las mujeres.

En ese sentido esa ONG imaginó qué ocurriría si se utilizan términos similares para describir, por ejemplo, al consorte de Isabel II de Inglaterra, el duque de Edimburgo, Felipe.

"El consorte de Isabel II, cinco años mayor que la esposa, aparece poco, le gustan los trajes bien alineados y sueña con morir junto a la reina", sugiere el grupo feminista.

 

PUB/IAM