¿Qué se discute este fin de semana?
- Este viernes, la Cámara de Diputados de Brasil en la capital Brasilia comenzó a debatir el contenido del informe que la comisión especial de 65 diputados discutió y redactó pidiendo la destitución de Rousseff por incumplir la ley presupuestaria. Serán tres sesiones en las que debatirán al respecto. Ya han sido 30 las solicitudes de destitución que, desde que la presidenta asumiera por primera vez el cargo en 2011, han sido emitidas, pero esta es la que ha llegado más lejos y tiene opciones reales de concretarse.

El domingo, los diputados votarán para decidir si la causa pasa al Senado: si el gobierno consigue que un tercio de los diputados vote en contra (171), la causa se paraliza. Pero si el impeachment recibe 342 votos, pasa de etapa. El 12 de mayo, el Senado estaría habilitado para votar a favor o en contra del proceso, luego de que el Senado confirme una comisión especial que estudie el caso.

¿De qué se acusa a Dilma?
El gobierno cometió irregularidades en relación a las finanzas del 2015, firmando decretos de crédito al presupuesto en ese año sin la autorización del Congreso, necesaria para este tipo de trámites. Por lo tanto, uno de los argumentos más poderosos y que han llevado a este proceso a estas instancias es el hecho de que esto es una violación a la legislación.

El argumento del gobierno es que los 27.330 millones de dólares solicitados en total no fueron una ampliación al presupuesto de ese año, que había sido aprobado por el Congreso, sino que fueron pensados para una redistribución de los gastos. Además, argumentan que la presidenta Rousseff actuó “en buena fe”.

Además, el gobierno había retrasado una transferencia de casi 1.000 millones de dólares al Banco de Brasil para el pago de un crédito que pidió en el marco de un programa de crédito agrícola. La ley prohibe que el gobierno pida y acceso a créditos de bancos estatales.

PUB/FHA