Tres explosiones fueron las que afectaron la mañana de este miércoles a la estación del metro Maalbeek de Brusela, lo que generó el pánico entre los habitantes de la ciudad y obligó al cierre del sistema de transporte. 

Producto de este atentado y de los ataques que afectaron también y casi en forma simultánea al aeropuerto de Bruselas, las autoridades reportan 26 muertos y más de 50 heridos. 

Debido a las explosiones, el país se mantiene en alerta y decidió el cierre de sus fronteras. 

Cabe mencionar que el cónsul chileno en Bruselas, Rodrigo Fernández, afirmó que hasta el momento “aún no tenemos información de cuidadanos chilenos afectados“.

Además, indicó que "se suspendió casi todos los sistemas de transporte público“ en Bruselas, añadiendo que en el país “se elevó la alerta a nivel máximo“.

Por último, Fernández llamó a la comunidad a mantenerse en contacto en el “sistema de red de urgencia 32-228601620“ y al teléfono directo de la embajada, 32-27433660.

PUB/NL