En el norte de Brasil, en las cercanías de la frontera con Venezuela, vive la tribu de los yanomani, quienes han logrado mantener su estilo de vida pese a la amenaza de la sociedad.

De esta manera, las 35 mil personas que son parte del pueblo indígena se mantienen en el Amazonas ajenos a lo que sucede en el mundo, excluyendo incluso a los integrantes que decidieron ir a vivir en otras ciudades del país, los cuales no son permitidos de vuelta.

Sin embargo, según la ONG Survival International, ellos se encuentran a un paso de ser aniquilados por la sociedad.

El organismo dio a conocer unas fotografías que muestra como viven los integrantes de la tribu, advirtiendo que los hombres que llegan a trabajar en la búsqueda ilegal de oro podrían extinguir a los indígenas.

La ONG indicó que en las imágenes "se ve el típico yano yanomami, una gran casa comunal que alberga a varias familias. Cada una de las secciones cuadradas del yano la habita una familia diferente, donde cuelgan sus hamacas, mantienen sus hogueras y almacenan comida". 

"El lugar donde los indígenas aislados viven, pescan, cazan y cultivan debe ser protegido. El mundo entero debe saber que ellos están ahí, en su selva, y las autoridades deben respetar su derecho a vivir ahí", aseguró el activista yanomani Davi Kopenawa.

En ese sentido, remarcaron desde el organismo que los mineros han contaminado el agua de la tribu, la cual sirve tanto para las cosechas que mantienen, como para el consumo humano, por lo que se generó una crisis sanitaria en la zona.

"Son como termitas: siguen viniendo y no nos dejan en paz", alegó el activista. Por lo mismo, pide a las autoridades brasileñas que protejan a los indígenas.

PUB/CM