Durante el primer debate presidencial los fact-checkers, los profesionales que se encargan de verificar las afirmaciones dudosas de los candidatos, se han convertido en tema de conversación.

Hillary Clinton dijo tener en su web un equipo de verificadores y animó al resto a hacer lo mismo con las sentencias de su rival, Donald Trump.

 

Aquí una recopilación de algunas de las mentiras de Trump que afloraron durante el debate:


1. La guerra en Irak

 Donald Trump insistió que se había opuesto a la invasión de Irak de 2003 y aseguró que las afirmaciones de Clinton eran "sinsentidos de los medios de comunicación que ella difundió".

>>Trump no habló públicamente en contra de la guerra antes de que empezara. El 11 de septiembre de 2002, el presentador de radio Howard Stern le preguntó si apoyaba una potencial invasión a Irak. Trump respondió: "Sí, supongo que sí". Durante el debate, el candidato intentó explicar su respuesta diciendo que el comentario lo había hecho "a la ligera". Indicó que en privado le había dicho al presentador de Fox News Sean Hannity que la guerra desestabilizaría al Medio Oriente, pero no hay evidencia de eso. Lo que es cierto es que después de la invasión empezó a expresar dudas.

 

2. El invento del cambio climático

Clinton acusó a Trump de calificar el cambio climático como un engaño y un invento de los chinos. El candidato dijo: "Yo no dije eso".

>> Esta afirmación está relacionada con un mensaje de Twitter de 2012 que Trump posteriormente aclaró se había tratado de una broma. El mensaje decía: "El concepto de calentamiento global fue creado por y para los chinos para volver la industria manufacturera estadounidense no competitiva".

3. Los impuestos de Trump

"Usted no ha pagado ningún impuesto federal sobre los ingresos", le dijo Hillary Clinton a Donald Trump.

El republicano es el único candidato presidencial que no ha publicado su declaración de impuestos desde la década de 1970, eso es cierto y eso es un dato que beneficia a Clinton.

Pero la acusación de Clinton durante el debate no se puede demostrar, precisamente porque esos documentos no son públicos.

La última declaración fiscal que se ha localizado de Donald Trump, que se remonta a finales de la década de los 70, revela que el magnate no pagó ningún impuesto federal sobre sus ingresos durante, al menos, dos años.

Lo encontró el diario The Washington Post: halló un reporte de los reguladores de casinos de New Jersey de 1981 e incluye dos declaraciones de impuestos de finales de los años 70. Trump, ya entonces un conocido promotor inmobiliario en Nueva York, sacó provecho de una provisión del código fiscal para desarrolladores urbanísticos que le permitió reportar ingresos negativos.

4. Los hispanos viven en el infierno

"Los negros y los hispanos viven en un infierno en nuestras ciudades,  porque son muy peligrosas", dijo Trump.

La afirmación es una exageración, es falsa.

El pico en el índice de asesinatos se dio en 1980, con 10.2 homicidios por cada 100,000 habitantes, y hay que ir hasta 1957 para encontrar un índice más bajo que el de 2014: 4.0 por cada 100,000 habitantes.

A pesar del crecimiento poblacional, los 14,249 homicidios que el FBI reportó en 2014 representan la cifra más baja desde 1968, cuando según el Departamento de Justicia hubo 13,800 asesinatos. Es cierto, sin embargo, que en algunas ciudades como Nueva York o Chicago se produjo un aumento porcentual de la inseguridad entre 2014 y 2015.

5. El préstamo de Trump

El candidato republicano también mintió al referirse a la cantidad del préstamo que le dio su padre para comenzar su negocio en 1975: "Mi padre me dio un pequeño préstamo". 

Al hacer esa afirmación se refiere a un millón de dólares, como el propio magnate confesó en un encuentro con ciudadanos en octubre del año pasado. El candidato republicano ha dicho en repetidas ocasiones que ese dinero le permitió comenzar en sus negocios.

“No fue fácil para mí. Comencé en Brooklyn, mi padre me dio un pequeño préstamo de un millón de dólares”, dijo entonces el candidato al decir que con eso construyó su imperio empresarial

El 3 de marzo el Washington Post realizó un análisis de los alegatos de Trump y demostró que el magnate no solo recibió un préstamo, sino que se benefició de varios fideicomisos establecidos por su padre.

 

PUB/IAM