El portavoz del ejército de Nigeria, el coronel Sani Usman, confirmó en un comunicado que "otra chica de Chibok fue rescatada" el jueves. "Su nombre es Serah Luka, estaba en el número 157 de la lista de chicas secuestradas. Creemos que se trata de la hija del pastor Luka", añadió.

La estudiante, originaria de Madagali, en el estado vecino de Adamawa, había sido escolarizada en Chibok dos meses antes del secuestro, indicó el ejército.

La primera de las 219 jóvenes secuestradas, Amina Ali, fue encontrada el martes por tropas y milicias de autodefensa cerca del bosque de Sambisa, un bastión de Boko Haram situado en el estado de Borno, al noreste de Nigeria.

La chica fue trasladada después a Abuya en avión desde Maiduguri, la capital del estado de Borno (noreste) junto a su madre, Binta, y ambas se reunieron con el presidente.

Tras el encuentro, el presidente Buhari dijo estar "encantado" con la liberación" y aseguró que el gobierno haría "todo lo posible" para salvar a las otras chicas de Chibok.

"El rescate de Amina nos da nuevas esperanzas y nos ofrece una oportunidad única para tener información vital", añadió.

La madre de Amina, una mujer de unos sesenta años, dio las gracias "a Dios y a todos los que participaron en el rescate y el descubrimiento" de su hija.

Amina, que tenía 17 años cuando fue raptada, es la más joven de una familia de 13 hermanos, de los que 11 murieron cuanto tenían entre cuatro y cinco años, explicó su madre, que no habla inglés.

El 14 de abril de 2014, Boko Haram secuestró a 276 chicas de una escuela de la aldea de Chibok. De ellas 57 lograron escaparse al cabo de pocas horas.

El caso provocó una ola de indignación en Nigeria y en todo el mundo, pero a pesar de la movilización y hasta la liberación de Amina Ali no se tenían noticias de las secuestradas.

Según responsables locales, Amina contó que la mayoría de secuestradas siguen en el bosque Sambisa, un feudo de Boko Haram, pero que "seis de ellas han muerto".

El Ejército nigeriano lleva semanas buscando a los islamistas y a sus rehenes y ha destruido varios campos de Boko Haram de esta antigua reserva natural.

El expresidente nigeriano Goodluck Jonathan fue muy criticado por su gestión de la lucha contra Boko Haram, una cuestión clave en su derrota el año pasado en las presidenciales.

El ejército indicó que Amina Ali fue llevada a Maiduguri en un helicóptero militar desde un cuartel de Damboa, a 90 kilómetros de la ciudad, junto a su bebé de cuatro meses, Safiya, y a un hombre que presentó como su marido pero que el ejército cree que se trata del "presunto terrorista" de Boko Haram Mohammed Hayatu.

"Antes fueron examinados por un médico del Ejército del aire y su estado de salud fue considerado estable, con una tensión normal", indicó el miércoles el portavoz del ejército Sani Usman en un comunicado.

El ejército publicó fotos en las que se ve a la joven con sus bebé en brazos recibiendo cuidados médicos.

Desde 2009, Boko Haram ha secuestrado a al menos 2.000 personas, en el marco de una insurrección que ha dejado cerca de 20.000 muertos.

Algunas de las rehenes fueron obligadas a casarse y fueron convertidas en esclavas sexuales. Varios hombres jóvenes también fueron obligados a alistarse.

Varias oenegés y la ONU han pedido además medidas de reinserción para las rehenes liberadas y para sus hijos, víctimas del "estigma, el ostracismo y el rechazo" en una sociedad muy conservadora.

 

PUB/IAM