Una periodista holandesa de origen turco pasó varias horas detenida, tras ser arrestada la noche del sábado en su casa en Kusadasi, en el oeste de Turquía, por haber criticado al presidente turco Recep Tayyip Erdogan, indicó en su cuenta Twitter.

"Cosas que aclarar: libre aunque con la prohibición de salir del territorio" turco, escribió la periodista Ebru Umar.

Por la noche, había tuiteado: "No estoy libre, estamos yendo al hospital" para un examen médico antes de que me lleven a la fiscalía.

Ebru Umar escribió hace poco un artículo muy crítico con Erdogan en el diario Metro, apoyándose en un correo electrónico enviado por el consulado general turco de Róterdam (oeste de Holanda).

En esa carta, que levantó una polémica, se pedía a los turcos que señalaran los insultos en las redes sociales contra el mandatario turco. El consulado evocó posteriormente un "malentendido".

El primer ministro holandés, Mark Rutte, indicó mediante su cuenta Twitter que había tenido "contacto con @umarebru durante la noche. Nuestra embajada está en contacto con ella" añadió.

Los juicios por injurias a Erdogan se han multiplicado en Turquía desde su elección como presidente en agosto de 2014.

Cerca de 2.000 procesos judiciales han sido abiertos en Turquía contra artistas, periodistas o civiles.

 

PUB/IAM