Un tribunal mexicano liberó ayer a Yecenia Armenta Graciano, quien de acuerdo con el fallo judicial confesó bajo tortura haber asesinado a su esposo y que estuvo presa durante cuatro años en Culiacán, estado noroccidental de Sinaloa.

El Juzgado Quinto Penal en Culiacán emitió la sentencia absolutoria en favor de Armenta argumentando que la Procuraduría General (fiscalía) de Sinaloa incurrió en infracciones al debido proceso.

Asimismo, indicó que la prueba principal de la dependencia, la confesión firmada de que Armenta asesinó a su esposo Alfredo Cuén Ojeda, fue producto de coacción y daños físicos infligidos a la acusada.

Armenta fue cuñada de Héctor Melesio Cuén Ojeda, exalcalde de Culiacán y excandidato a la gubernatura de Sinaloa.

A su salida de prisión alrededor de las 15.00 horas del Pacífico (21.00 GMT), la mujer fue recibida por su actual esposo, Braulio Germán Leyva Gutiérrez, con quien contrajo matrimonio al interior del penal en mayo de 2013.

El pasado 4 de mayo, Amnistía Internacional (AI) instó a las autoridades a dejar en libertad sin demora a Yecenia Armenta al asegurar que fue torturada durante 15 horas para que confesara un crimen que no cometió.

Refirió que tras ser arrestada en julio de 2012 por policías locales de Sinaloa, "fue violada, asfixiada y colgada por los pies hasta que fue forzada a confesar el asesinato de su esposo".

"La única evidencia directa presentada en su contra fue la declaración obtenida bajo tortura", enfatizó la organización defensora de los derechos humanos.

 

pub/iam