En un ataque realizado con un dron estadounidense murió un alto dirigente de Al Qaeda en Siria que operaba antes en Afganistán, anunció el Pentágono el martes.

El ataque, lanzado el 18 de noviembre cerca de Sarmada, en el noroeste de Siria, tuvo como blanco a Abu Afghan al-Masri, dijo el secretario de prensa del Pentágono, Peter Cook. 

"Al-Masri, egipcio, originalmente se integró a Al Qaeda en Afganistán y más tarde pasó a la organización en Siria", dijo Cook, subrayando que Masri tiene nexos con grupos "terroristas" que operan en el suroeste de Asia.

El Pentágono no brindó informaciones suplementarias sobre el yihadista, limitándose a afirmar que se trataba de una persona "con un papel de líder" en Al-Qaida.

"Ayudó a organizar las actividades de Al-Qaeda" y estaba "bajo nuestro radar hace un tiempo", agregó Cook. 

Una coalición liderada por Estados Unidos combate al grupo Estado Islámico en Siria, pero también ha golpeado a los líderes de otros grupos, como el Frente Al Nusra, que cambió de nombre a Fatah al-Sham. 

En octubre, el Pentágono dijo que un ataque aéreo de Estados Unidos cerca de Idlib atacó a un líder de Al Nusra, Ahmed Salama Mabrouk, un egipcio también conocido por su nombre de guerra de Abu Faraj.

PUB/IAM