Los llamamientos a donar sangre para los más de 50 heridos en la matanza perpetrada en una discoteca gay en Orlando (centro de Florida) han tenido eco y las necesidades actuales están cubiertas, anunció un banco de sangre de esa ciudad.

El blanco OneBlood de Orlando dijo en un comunicado que está ya "a plena capacidad" y pidió a los donantes que ayuden en los días venideros para mantener el nivel, con el fin de seguir ayudando.

Según fuentes oficiales, cincuenta personas murieron y 53 resultaron heridas por un hombre armado con un fusil de asalto y una pistola que abrió fuego esta madrugada contra los asistentes a una "Noche latina" de la discoteca gay Pulse de Orlando.

La cifra de fallecidos en la matanza puede incrementarse, pues algunos de los 53 heridos están en estado crítico, según el cirujano Michael L. Cheatham, que compareció en una rueda de prensa junto a funcionarios de Policía y llamó a la población a donar sangre, "un regalo maravilloso" para salvar vidas.

Hasta ahora no se conoce la identidad de uno solo de los fallecidos o los heridos.

El jefe de la policía de Orlando, John Mina, señaló que están centrados en la identificación de las víctimas y en localizar a las familias.

El cirujano Cheatham, que subrayó que estaban operando a muchos de los heridos en el hospital más cercano al lugar de la matanza, pidió a la gente que no fuera al centro médico a donar sangre y plasma, sino que lo hiciera en organizaciones como OneBlood.

Este banco de sangre reclamó hoy donantes de los tipos 0 negativo y 0 positivo y AB.

Muchos medios mostraron imágenes en las que veían largas colas de personas a las puertas de la oficina de OneBlood.

Entre tanto, organizaciones de la comunidad LGTB y ciudadanos particulares denunciaron en las redes sociales la paradoja de que en medio de una tragedia que afecta a los homosexuales sigue habiendo limitaciones en EE.UU. para que las personas de esa tendencia sexual puedan donar sangre.

En diciembre pasado, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE.UU. anunció una relajación de las normas relativas a la donación de sangre por parte de los hombres homosexuales y bisexuales, tomadas hace 30 años cuando estalló la epidemia de sida.

Sin embargo, la FDA no levantó totalmente la prohibición, pues solo pueden donar sangre quienes se hayan abstenido de tener relaciones sexuales con personas de su mismo sexo durante un año.

"Todas las directrices de la FDA siguen en vigor para la donación de sangre. Hay falsas informaciones circulando acerca de que las reglas de la FDA se han levantado. No es cierto", indicó OneBlood en un mensaje en Twitter.

Un ciudadano escribió también en Twitter que solo tenía una cosa para agregar acerca de "la tristísima tragedia en Orlando: se ha hecho más trágica y triste porque los hombres gay no pueden donar sangre para ayudar"

PUB/FR