El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y el candidato opositor en las dos últimas presidenciales, Henrique Capriles, coincidieron este domingo que con la renovación de los 167 escaños de la Asamblea Nacional (AN) "llegó el día" decisivo para el país.

"Llegó el día y la hora de la Victoria del Pueblo, vamos con Fe en el Futuro de nuestra Patria", publicó Maduro en la red social Twitter; mientras que Capriles escribió “¡llegó el día! El compromiso es contigo, tu familia y Venezuela, que nadie se quede sin votar".

Un total de 19.496.296 venezolanos están habilitados para escoger a los 167 diputados de la unicameral Asamblea Nacional (parlamento) que en la actualidad cuenta con una mayoría de un centenar de diputados afines a la llamada Revolución Bolivariana, iniciada hace 16 años por el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013) y continuada por Maduro.

Capriles perdió los comicios que en octubre de 2012 reeligieron a Chávez por cuarta ocasión y también los que debieron convocarse en abril del año siguiente por la muerte del jefe de Estado, los que según el líder opositor fueron ganados "fraudulentamente" por Maduro.

"Vamos Pueblo de Libertadores y Libertadoras, hagamos Historia Grande. LosDeChavezAVotar para una Victoria Perfecta y Espléndida de la Patria" y "Que Suene la Diana Carabobo con la Fuerza del Huracán Bolivariano. Es el Despertar de la Historia. Gana Chávez", dijo Maduro en otros mensajes en la misma red social.

Capriles, por su parte, publicó en la misma red social su columna semanal en la consideró que estas legislativas son de importancia "crucial para el futuro" ya que marcarán "un antes y un después en la historia de nuestra Venezuela".

Esta es la primera vez que la oposición llega como favorita para poner fin al control que el chavismo ha tenido de la AN desde su creación hace 16 años -junto a una nueva Constitución nacional- y que actualmente cuenta con un centenar de diputados oficialistas.

La mayoría de los sondeos efectuados en las últimas semanas coinciden en el avance de la oposición debido fundamentalmente al descontento derivado de una crisis económica con una alta tasa de inflación, recesión y escasez de bienes básicos, de la que chavistas y opositores se culpan mutuamente.

"No es poca cosa lo que hoy está en juego" y quienes sean elegidos, agregó Capriles, deberán encarar "la profunda crisis en todos los órdenes que afecta al país", al tiempo que subrayó que para ello están obligados "a declararse, desde el mismo momento en el que se anuncie su victoria, al servicio de todo nuestro pueblo, sin distinción".

"Estarán obligados a cumplir con la función contralora" (de vigilancia) del resto de poderes del Estado y el pueblo venezolano estará también ojo avizor con ellos", advirtió.

SHOW/CRR