A partir de hoy, 1 de julio, toda la publicidad que use modelos mujeres de cuerpo delgado, en bikini, o de hombres musculosos, será sacada de las calles, estaciones de metro y de cualquier otro lugar de Londres que se destine para el uso del transporte público.

Así lo ha determinado el nuevo alcalde de la capital inglesa, Sadiq Kahn, argumentando que estas imágenes que usa la publicidad para hacer representaciones idealistas y provocar el deseo de consumo, son "susceptibles de provocar problemas de confianza corporal, particularmente entre los jóvenes".

"Como padre de dos niñas adolescentes, estoy muy preocupado por este tipo de publicidad que puede degradar a las personas, especialmente a las mujeres, y hacer que se avergüencen de su cuerpo. Ya era tiempo de que se acabara", agregó.

Según consigna la cadena de noticias BBC toda esta indignación, que terminó con la prohibición de este tipo de imágenes, comenzó hace alrededor de un año, cuando una empresa que vende productor para bajar de peso usó como imagen a una mujer en un bikini amarillo, bronceada y curvilínea, y agregó en el afiche la pregunta "¿tienes listo tu cuerpo para la playa?".

Fueron más de 400 las quejas que se presentaron a la Autoridad de Normas de Publicidad del Reino Unido (UK's Advertising Standards Authority), tildando al anuncio de "ofensivo" e "irresponsable". Una petición en la página web Change.org que pedía su retiro de la vía pública obtuvo más de 70.000 firmas en pocos días.

La indignación fue tal que hasta se organizó una multitudinaria protesta en el Hyde Park de Londres, donde los asistentes llegaron en ropa interior o semidesnudos como señal de manifestación en contra de este tipo de publicidad.

Los contrarios a la medida de Khan han argumentado que atenta contra la libertad de expresión, y han tildado al nuevo alcalde de Londres de "autoritario". Algunos hasta consideraron la medida como un intento de islamizar Londres.

PUB/FHA