Seis de cada 10 votantes de Trump declaran que están dispuestos a aceptar los resultados si es que Hillary Clinton gana, según la misma encuesta. Esta cifra se eleva a ocho de 10 en caso de los demócratas. Esto, según una encuesta realizada y publicada por el The New York Times y la cadena de noticias CBS.

A pesar de las acusaciones constrictivas de Donald Trump sobre un posible falseo en las elecciones presidenciales del próximo martes, un 66 por ciento de los votantes estadounidenses se declara “muy confiado” o “confiado” en el sistema de conteo de votos de Estados Unidos. Esto, según una encuesta realizada por Gallup, que además muestra un incremento en este ítem de un 4 por ciento.

La diferencia se refleja entre los votantes demócratas y republicanos. Mientras un 83 por ciento de los demócratas se declara “muy confiado” o “confiado”, sólo lo hace un 56 por ciento de los republicanos, que es donde más ha calado el discurso conspiracional de Donald Trump. El candidato republicano ha asegurado en varias ocasiones que una posible derrota en las elecciones sólo podría entenderse por un fraude electoral.

Es así que ha llamado a sus electores a participar en los recuentos de votos de sus mesas como observadores, para denunciar inmediatamente cualquier irregularidad.

Al mismo tiempo, según la cuesta realizada por el New York Times en conjunto con la cadena CBS, ocho de cada 10 electores estadounidenses declara sentir repulsión por la forma en que la campaña de este año se está llevando a cabo. Según esta encuesta, la mayoría de los votantes ve a ambos candidatos, Hillary Clinton y Donald Trump, como deshonestos.

Además, los electores también dudan de la capacidad de ambos candidatos de, en caso de ganar las elecciones, poder unir al país después de esta campaña, calificada como la más polarizada de los últimos años.