Todos los ingresos que los museos estatales italianos recauden el próximo domingo, 28 de agosto, se destinarán a labores de restauración del patrimonio cultural dañado en zonas afectadas por el terremoto que devastó varias localidades del centro del país el miércoles.

El ministro de Bienes y Actividades Culturales y del Turismo italiano, Dario Franceschini, dijo que esta "primera medida extraordinaria" tendrá como objetivo financiar "el patrimonio cultural dañado por el seísmo".

El seísmo de la madrugada del miércoles que afectó a varias localidades del centro del país, al norte de Roma, de 6 grados de magnitud en la escala abierta de Richter, causó al menos la muerte de 247 personas e innumerables destrozos materiales.

 

PUB/IAM