En este movimiento, cientos o miles de manifestantes concurren cada noche desde el 31 de marzo a la plaza de la República, principalmente para expresar su oposición a la reforma del código laboral promovida por el gobierno socialista.

La plaza, el lugar habitual donde se convocan las manifestaciones en París, se ha convertido también en un lugar de homenaje a las víctimas de los atentados de enero y noviembre de 2015.

Este lunes, la policía desalojó la plaza con el objetivo de "retirar las estructuras fijas", pero los organizadores hicieron una solicitud "por lo que el movimiento podrá reanudarse la noche del lunes", dijo a la AFP la prefectura.

"No se expulsan las ideas, estaremos de vuelta para una Asamblea General a las 18H00", expresaron los organizadores en la cuenta de Twitter @nuitdebout.

La protesta también defiende otras causas, como la defensa de los migrantes, la ecología, el feminismo y la lucha contra la corrupción.

Françoise, una jubilada que acude todos los días a la plaza, dijo que el desalojo no la desanimó.

"Me gusta mucho ver un movimiento en plena construcción que da la palabra a todos, sin excepción", contó.

 

PUB/IAM