Una "epidemia" aterroriza a habitantes de Estados Unidos. Cada vez más personas reportan haber visto a "payasos escalofriantes". Ahora, fueron vistos en nuestro continente