En medio de las celebraciones por el tercer cumpleaños del Principe George de Cambridge, una foto causa polémica porque el niño intenta darle de su helado al perro de la familia. 

Kate Middleton y el Príncipe William, Duques de Cambridge, fueron acusados de "crueldad animal" por que George quiso alimentar a "Lupo", el nombre de su mascota, con una paleta Magnum durante la sesión de fotografías que le tomó Matt Porteous a mediados de julio. 

Así le festejaron al Príncipe George 3 años de vida

Así le festejaron al Príncipe George 3 años de vida

Royal.uk

Foto:

Pero, ¿pueden comer helado los perros?

Existen diversos alimentos que son considerados erróneos para la alimentación canina, pues se si se consumen con frecuencia podrían ser potencialmente tóxicos, causando alergias, molestias digestivas y enfermedades graves; hasta incluso llegar a la muerte. 

Así le festejaron al Príncipe George 3 años de vida Así le festejaron al Príncipe George 3 años de vida

Royal.uk

Foto:

El helado es uno de ellos, ya que por contener productos lácteos y procesados, podrían causarles diarrera y problemas gastrointestinales; además de pancreatitis y daños en el hígado; por supuesto, cada uno dependerá de la raza y el organismo particular del canino, de acuerdo al portal especializado "SuperCachorros". 

Un vocero de la Sociedad Real para la Prevención de la Crueldad Animal, una institución del gobierno Británico, declaró en entrevista al periódico británico "Daily Mail": "Es adorable que el Príncipe George quiera ayudar a Lupo a soportar las altas temperaturas".

"Sin embargo, nos gustaría recomendarle a las personas ser precavidos a la hora de darle alimentos fabricados para humanos a sus mascotas. Productos como el chocolate pueden ser muy tóxicos y los helados podrían ser difíciles de digerir. En todo caso, les recomendamos prepararles un helado fabricado con ingredientes pet-friendly", añadió. 

¿Qué otros alimentos no pueden comer los caninos? Además del chocolate y los productos procesados, tampoco deben de darles alcohol (en caso de que lo hagan), jamón y embutidos, porque suelen tener demasiada sal. Tampoco pueden comer cebolla porque puede dañar sus glóbulos rojos. 

Para conocer la alimentación específica de su mascota, lo recomendable es tener asesoría de un veterinario que los oriente en el proceso.