Un nuevo antecedentes revelaron los fiscales a cargo de la investigación por el asesinato de Lucía Pérez, la adolescente argentina que fue drogada, violada y empalada hasta la muerte.

En el marco del juicio contra Matías Farías (23), Juan Carlos Offidani (41) y Alejandro Maciel (61) los investigadores solicitaron los mensajes de WhatsApp de los involucrados para revisar la forma en que atrajeron a la joven asesinada el 8 de octubre.

Los mensajes encontrados en el teléfono de Farías dieron cuenta del diálogo que tuvo con Lucía, en los que acordaban el punto de encuentro la mañana del crimen donde fue recogida y luego trasladada a la casa de los asesinos.

La justicia reveló además -según reproduce la versión digital del diario Clarin- que en los celulares de los imputados se encontró mensajes a otros adolescentes con los que se escribían para hacer los traspasos de droga.

Los fiscales Leandro favor y Andrea Gómez solicitaron las conversaciones de los imputados, para incluirlos como prueba en el juicio.

Cabe recordar que Farías y Offidani enfrenta cargos por abuso sexual seguido de muerte agravado por el suministro de estupefacientes, mientras que a Maciel le imputan el delito de encubrimiento agravado.

Los imputados se encuentran detenidos ante el riesgo de fuga y luego del rechazo a cooperar en una primera instancia, Maciel y Offidani aseguraron que ambos habían intentado ayudar a Lucía, al tiempo que negaron conocer lo que había ocurrido al interior de Farías, de 23 años.

El caso de Lucía, que movilizó a Argentina y a toda Latinoamérica bajo el lema #NiUnaMenos fue violada y asesinada y luego los imputados lavaron su cuerpo para intentar cubrir los rastros del crimen.

PUB/NL