El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva ha declarado que se arrepiente de los casos de corrupción y ha calificado de "inmoral" el juicio político que se sigue a la presidenta suspendida Dilma Rousseff con el fin de cesarla del cargo.

En una entrevista con el programa de Televisión Española Informe Semanal, Da Silva también lamenta la pérdida de popularidad del Partido de los Trabajadores (PT), de Dilma y de él mismo, y no descarta volver a presentarse a la presidencia.

Asimismo, el expresidente se distancia del populismo de Nicolás Maduro y Hugo Chávez en Venezuela y desea que la Liga de Campeones, que el 28 de mayo próximo disputarán el Atlético de Madrid y el Real Madrid, la gane el Atlético porque el Cholo Simeone, técnico argentino de los rojiblancos, es latinoamericano y le gusta su garra.

"Cuando terminé mi mandato, ni la oposición hablaba mal de mí. El legado de la relación entre el Gobierno y la sociedad es lo que más me enorgullece. Hay gente que me odia porque los pobres empezaron a viajar en avión, a comprarse coches. Me dije que aunque fuera presidente de todos, gobernaría para los más pobres. Eso molestó", manifiesta Lula en la entrevista.

Da Silva añade : "Me arrepiento de los casos de corrupción, me gustaría que no hubieran existido. Las denuncias de corrupción contra el PT manchan mucho al partido. Hay una disposición a criminalizar al PT. El pueblo brasileño sabe que no todo lo que dice la prensa es verdad".

"Nuestra democracia fue herida de muerte. El impeachment está en la Constitución, pero con esas razones es inmoral aplicar el impeachment a la presidenta Dilma", agrega.

Sobre su futuro y la posibilidad de volver a ser candidato a la Presidencia, Da Silva afirma: "Lo haría si intentan desmontar, si hubiera una política capaz de destruir todo lo que hicimos de inclusión social."

"Lo único en lo que coincidimos es en tener una actuación preferencial para cuidar de los pobres. Estoy preocupado con Venezuela. Tuve una relación muy estrecha con Chávez. No tenemos nada que ver, el Partido de los Trabajadores es una experiencia única en el mundo", declara.

 

PUB/IAM