El 14 de febrero de 1988 el diario O Globo entrevistó al ex presidente brasileño Lula da Silva, en donde una de las respuestas del otrora mandatario ha sido ampliamente viralizada durante la presente jornada.

En ese momento criticó duramente al gobierno de José Sarney, llamando a que encarcelen a todos los políticos que cometan actos de corrupción.

"En Brasil es así: cuando un pobre roba, va a la cárcel; cuando un rico roba, se convierte en ministro", aseguró Lula, quien en ese entonces era diputado.

La entrevista fue replicada al día siguiente por el diario Folha de Sao Paulo, siendo incluso anotada en un libro con las mejores frases aparecidas en el medio.

En tanto, en 1989 Lula remarcó que en caso de llegar a ser él presidente de Brasil, mandaría a todos los corruptos a la cárcel para "acabar con la impunidad".

Cabe recordar que en estos momentos el ex presidente fue nombrado como jefe de gabinete del gobierno de Dilma Rousseff, por lo cual su fuero impediría que fuera procesado por los casos de corrupción.

PUB/CM