Conmocionada se encuentra la población de Pensilvania en Estados Unidos luego que se destapara un macabro asesinato cometido por Christian Clark, una joven de 21 años.

Según informó el New York Daily News, la mujer le envió el siguiente mensaje por WhatsApp a su pareja: "Tus hijos no están seguros aquí y no quiero que estén aquí. Los estoy matando".

Tras esto, le mandó un video en donde se veía a los dos menores tendidos boca abajo sobre una cama, mientras de fondo se oía la voz de ella indicando "ah, mira, Angel todavía está viva y sudando. Tu hijo, sin embargo, no respira".

"Mándalo a la policía o publícalo en Facebook. Ya arruinaste mi vida", fue la respuesta del hombre, quien alertó a las autoridades. 

Al llegar los funcionarios al lugar, encontraron a la niña viva. MIentras que el bebé de 17 meses de la pareja estaba inconsciente, falleciendo horas después.

Clark reconoció ante la policía que asfixió al pequeño, por lo que se encuentra detenida bajo el cargo de homicidio 

PUB/CM