El presidente argentino, Mauricio Macri, intercambió hoy unas breves palabras con la primera ministra británica, Theresa May, sobre las islas Malvinas, bajo dominio del Reino Unido y cuya soberanía reclama el país suramericano.

El breve diálogo se produjo durante un almuerzo ofrecido hoy por el secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki Moon, a los jefes de Estado que participan de la Asamblea General de Naciones Unidas en Nueva York.

"En el almuerzo sí saludé a Theresa May, nos cruzamos con la primer ministro británica, y le dije que estoy listo para comenzar un diálogo abierto que incluya por supuesto el tema soberanía sobre las Islas Malvinas", dijo Macri en declaraciones difundidas por la agencia estatal Télam.

Según Macri, May le respondió "que sí, que habría que comenzar a conversar".

"Fue un minuto, fue algo muy informal", contó.

El intercambio se produjo luego de que en su discurso ante la Asamblea General, Macri reivindicara el camino del diálogo para que Argentina y el Reino Unido puedan solucionar "la disputa de soberanía" por las Islas Malvinas.

"El diálogo y la solución pacífica de controversias es la piedra basal de la política exterior de la Argentina democrática", señaló Macri respecto del conflicto por las Malvinas, eje de una guerra entre Argentina y el Reino Unido en 1982.

"Por eso reitero nuestro llamado al diálogo con el Reino Unido, como mandan tantas resoluciones de esta organización, para solucionar amigablemente la disputa de soberanía que tenemos hace casi dos siglos", añadió el presidente argentino en su discurso ante la ONU.

La pasada semana la Cancillería argentina y el Reino Unido emitieron un comunicado conjunto durante la visita del ministro de Estado británico para Europa y América, Alan Duncan, a Buenos Aires.

En esta declaración, ambos países se comprometieron a "estrechar aún más" sus vínculos bilaterales y a establecer un "diálogo" para "mejorar la cooperación" en todos los asuntos "de interés recíproco" del Atlántico Sur, donde se ubican las Malvinas.

El texto hacía referencia a la intención de "remover" obstáculos que "limitan" el crecimiento y desarrollo sustentable del archipiélago y anunciaba el establecimiento de dos escalas aéreas adicionales mensuales en territorio continental argentino, pero no ahondaba en el asunto del histórico reclamo argentino de soberanía.

Macri dijo que en su breve intercambio con May "no hubo ninguna referencia a la declaración conjunta" de la semana pasada, un documento en el que, según el mandatario argentino, "cada uno plantea lo que quiere discutir".

"Nosotros planteamos el tema de soberanía y de pesca, y ellos la exploración de petróleo y la conexión aérea con la isla", dijo el presidente argentino.

"En algún momento, lo que es obvio, que es que las Malvinas son argentinas se va a dar, pero si no comenzamos el diálogo es tiempo perdido, que es lo que pasó en los últimos doce años", sostuvo Macri en las declaraciones tras su breve saludo con May. 

PUB/CF