El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que acepta los resultados muy adversos para el oficialismo de las elecciones parlamentarias del domingo con la "moral y la ética del chavismo" y destacó que "ha triunfado la Constitución y la democracia".

"Nosotros viendo estos resultados hemos venido con nuestra moral, con nuestra ética, a reconocer estos resultados adversos, a aceptarlos y a decirle a nuestra Venezuela, ha triunfado la Constitución y la democracia, lo aceptamos, los resultados exactamente como han sido emanados por el poder electoral", dijo Maduro.

El presidente hizo estas declaraciones acompañado de los candidatos chavistas apenas segundos después de que la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) Tibisay Lucena, anunciara los resultados preliminares de las legislativas en las que resultó ganadora la oposición con 99 diputados, contra 46 del oficialismo.

Tras felicitar al pueblo chavista que asistió a votar por los candidatos oficialistas, afirmó que hoy triunfó la "guerra económica", que asegura le hace la oposición y la empresa privada a su Gobierno para derrocarlo, causando la escasez de productos básicos o inflando sus precios desde hace un par de años.

"Ha triunfado la guerra económica, ha triunfado una estrategia para vulnerar la confianza colectiva en un proyecto de país, ha triunfado circunstancialmente, el estado de las necesidades creado por una política de capitalismo salvaje, de esconder los productos, de encarecerlos, es una guerra sin parangón, sin igual", señaló.

A juicio del mandatario venezolano, esa guerra económica que se "recrudeció" la última semana antes de las elecciones "inhibió" a un porcentaje importante de votantes pro oficialistas "y viró las corrientes históricas".

Sin embargo, llamó al oficialismo a impulsar la economía y sustituir "el sistema rentístico petrolero, por un sistema económico productivo y auto sustentado".

"Mundo escúchennos, a Venezuela se le ha sometido a una guerra brutal y Venezuela hoy puede decir, a pesar de estos resultados adversos, circunstancialmente adversos para la revolución bolivariana, que Venezuela está aquí de pie y Venezuela en paz pudo canalizar por ahora este conflicto con el capitalismo salvaje", señaló.

Maduro manifestó que el chavismo siempre mantuvo la voluntad de reconocer los resultados electorales y que siempre supo que nadaba "contra la corriente".

Asimismo, saludó a los venezolanos que votaron por la oposición y les dijo: "A ustedes queridos compatriotas los llamo a la convivencia, los llamo al trabajo (...) ha llegado el momento de ponerse de acuerdo y parar la guerra económica contra el país, respetar las leyes de la economía".

Maduro aseguró que, pese a este resultado adverso, el Gobierno que preside pondrá todo su esfuerzo en que se mantengan los programas sociales "y todo el trabajo de protección del pueblo".

En este sentido, pidió a la oposición aglomerada en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) que "administren muy bien ese triunfo que han obtenido" y que "ojalá puedan ponerse en sintonía con la necesidad de millones".

El presidente venezolano llamó al pueblo chavista a reconocer "en paz" estos resultados y a replantearse "muchos aspectos de la política de la revolución", para perfeccionarlos y hacerlos "más revolucionarios, para hacerlos más efectivos" por lo que a continuación y tras esta derrota, debe venir "una nueva etapa de la revolución".

Maduro aprovechó este breve acto para felicitar a los diputados que resultaron electos entre los que figuran su esposa, Cilia Flores, al excanciller Elías Jaua y a los reelegidos Diosdado Cabello, Darío Vivas y Tania Díaz.

"Yo me siento tranquilo con mi conciencia, totalmente tranquilo con mi alma porque hemos hecho todo lo que hay que hacer para proteger al pueblo y hemos sido leales", apuntó.

PUB/CM