El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, aseguró hoy que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) no será sometida por los supuestos intentos de sus opositores de ponerla al servicio de fuerzas de la "oligarquía" de EE.UU.

"Ellos quieren tener otra vez una Fuerza Armada que esté al servicio de los intereses de la oligarquía imperialista de los Estados Unidos", dijo el mandatario durante un acto de ascensos militares en el Panteón Nacional refiriéndose a los líderes de la oposición a su Gobierno.

Pero "más nunca volverá la época en que la FANB era sometida al imperio estadounidense", añadió el presidente frente a decenas de funcionarios en el salón donde se guardan los restos del prócer independentista venezolano Simón Bolívar en el acto que fue transmitido en cadena obligatoria de radio y televisión.

"No les extrañe a ustedes los ataques que ha recibido nuestro liderazgo militar", dijo hoy el jefe de Estado venezolano a los oficiales.

La FANB ha expresado durante los últimos días el rechazo de la institución a las declaraciones de algunos opositores sobre el cuerpo castrense, al que han acusado de servir solo a los intereses del Maduro y no a los del país.

El pasado 16 de junio, el ministro para la Defensa, Vladimir Padrino López, ya había hecho un pronunciamiento por los "ataques" que según él les había dirigido la Asamblea Nacional (Parlamento) y amenazó con actuar legalmente. 

 

PUB/AOS