El presidente venezolano Nicolás Maduro designó este martes como nuevo ministro de Interior al general Néstor Reverol Torres, quien está acusado en Estados Unidos de recibir pagos de narcotraficantes y ayudar a ingresar cocaína a territorio estadounidense.

"He designado al mayor general Néstor Reverol Torres nuevo ministro de Interior, Justicia y Paz", dijo el mandatario venezolano en un acto de gobierno en un teatro, comentando sobre el militar -presente en el evento- que cuando ocupó el mismo cargo hace algunos años "rompió récord de captura de narcotraficantes".

Según cargos ventilados formalmente el lunes por la fiscalía de Nueva York, Reverol, de 51 años y quien hasta hace algunas semanas fue comandante de la Guardia Nacional (policía militarizada), tiene cargos -junto con Edylberto José Molina Molina, actual agregado militar en Alemania- son acusados de haber recibido pagos de narcotraficantes y de haber ayudado a ingresar cocaína a Estados Unidos entre 2008 y 2010, cuando trabajaban en la agencia venezolana para el combate de la droga.

La cancillería venezolana había catalogado esos señalamientos de "terrorismo judicial y policial".

Y este martes, tras nombrarlo como ministro, Maduro afirmó que a Reverol, por su lucha contra el narcotráfico "le quieren hacer pagar la DEA, y todas las mafias del narcotráfico estadounidense".

Según los fiscales en Nueva York, Reverol y Molina recibieron pagos de narcotraficantes a cambio de información sobre redadas, permitieron la salida de cargamentos de narcóticos del país, y consiguieron la liberación de drogas y sospechosos.

También les acusan de haber impedido el arresto y deportación de individuos buscados por otros países, como Estados Unidos, para ser procesados por narcotráfico, añadió la fiscalía en la nota.

De acuerdo con los investigadores, Reverol y Molina en definitiva ayudaron a grupos narcotraficantes a "distribuir cocaína para su importación en Estados Unidos".

Reverol y Molina "usaron sus posiciones de poder para facilitar (la operación de) organizaciones del narcotráfico", dijo el agente de la agencia antinarcóticos estadounidense DEA, James Hunt, según el comunicado.

El anterior ministro de Interior, Gustavo González López, fue designado por Maduro en marzo de 2015, después de haber sido acusado por Estados Unidos de cometer presuntas violaciones de derechos humanos en manifestaciones opositoras.

Según el presidente venezolano, González López seguirá desempeñándose al frente del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin, policía secreta).

 

PUB/IAM