El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y representantes de la oposición iniciaron este domingo conversaciones en busca de un diálogo para superar la profunda crisis política que afecta al país.

Maduro, tres de sus delegados, el secretario general de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, y otros cuatro representantes de la oposición, se sentaron a la mesa de pláticas, en un museo en las afueras de Caracas, acompañados por enviados del Vaticano y de Unasur, como facilitares de los acercamientos.

"Asumo mi compromiso total y absoluto con este proceso de dialogo. A la MUD le tiendo la mano para dialogar", manifestó Maduro frente a los representantes de la oposición, en la mesa de conversaciones instalada por los facilitadores.

"Hagamos el mejor de nuestros esfuerzos para avanzar de manera progresiva y sostenida", agregó el presidente socialista. La MUD no tomó la palabra de inmediato.

Ambas partes habían ratificado el sábado la cita con el acompañamiento del emisario del papa Francisco, Emil Paul Tscherrig, y una mediación internacional encabezada por el ex presidente del gobierno español José Luis Rodríguez Zapatero y el secretario general de Unasur, el ex presidente colombiano Ernesto Samper.

Maduro había confirmado que asistiría a la exploración del diálogo y por ese motivo canceló su participación en la Cumbre Iberoamericana, que se celebró el sábado en la ciudad colombiana de Cartagena.

Sobre la medianoche del sábado, Torrealba confirmó la asistencia a la reunión, aunque reconoció que existía un clima de "escepticismo y desconfianza”.

La MUD está dividida frente al diálogo. Este domingo, uno de sus principales partidos, Voluntad Popular, fundado por el encarcelado Leopoldo López, aseguró que no asistió a la reunión porque "no están dadas las condiciones", al igual que otras 15 quince agrupaciones de la coalición.

Este domingo, la Iglesia católica llamó a "respetar el compromiso" de iniciar conversaciones este domingo y evitar así una "espiral de violencia que suma en un mayor sufrimiento" de los venezolanos.

PUB/CHS