Aunque los altercados fuera de los recintos en los que Trump acude a dar discursos son cada vez más habituales, especialmente en California, los de hoy en San José fueron particularmente violentos, y los vídeos tanto en televisión como en internet mostraron seguidores de Trump ensangrentados o recibiendo el impacto de un huevo.

Los disturbios tuvieron un marcado componente étnico, ya que los manifestantes pertenecían mayoritariamente a las minorías hispana y negra y portaban banderas mexicanas, mientras que los seguidores de Trump eran en su mayoría jóvenes blancos empuñando carteles a favor del republicano y banderas estadounidenses.

En uno de los vídeos registrados por un periodista presente en el lugar y divulgado en la redes sociales se ve a dos simpatizantes de Trump caminando por la calle mientras son perseguidos por una multitud de manifestantes, uno de los cuales se acerca a ellos y golpea en la cabeza a uno de los jóvenes con una mochila.

Posteriormente, otras imágenes muestran al joven que recibió el impacto con la cabeza y la ropa ensangrentadas junto a un agente de Policía y hablando frente a las cámaras de televisión, a las que asegura que él caminaba con su cartel de apoyo a Trump y la multitud empezó a gritarle y a llamarle racista.

En otro de los vídeos, una joven que viste ropa deportiva con el nombre de Trump recibe en la cabeza el impacto de un huevo y además está rodeada de manifestantes que, blandiendo banderas de México y algunos de ellos con la cara tapada, le gritan y le dedican cortes de manga.

Otras imágenes también muestran a un manifestante caminando con una bandera de EE.UU. en llamas, así como varias ocasiones en las que los protestantes persiguen a simpatizantes y se desencadenan peleas callejeras.

Por el momento, la Policía no ha informado de ninguna detención.

 

PUB/IAM