Un grupo de manifestantes contrarios al candidato republicano en las elecciones presidenciales de EEUU, Donald Trump, lanzaron hoy rocas y botellas contra la Policía que protegía el centro de convenciones de Albuquerque (Nuevo México) donde el magnate dio un mitin entre simpatizantes.

La propia Policía informó de lo sucedido en su cuenta de Twitter, y negó que, como algunos medios apuntaban, los agentes hubiesen usado gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes o se hubiesen producido disparos a las afueras del centro de convenciones.

Las imágenes de las cadenas de televisión mostraron a cientos de manifestantes que traspasaron las vallas metálicas fijadas por la Policía e iniciaron algunos fuegos callejeros, portando muchos de ellos banderas de México.

Una puerta de cristal del centro de convenciones se rompió como consecuencia del impacto de las rocas y los asistentes al mitin de Trump tuvieron que utilizar salidas secundarias para abandonar el evento al encontrarse la principal bloqueada por los manifestantes.

Las fuerzas del orden informaron de que se produjeron arrestos dentro del recinto, donde accedieron algunos de los manifestantes.

La retórica que el magnate utiliza en sus discursos, percibida como antiinmigrante e incluso racista entre algunos sectores de la sociedad estadounidense, ha hecho que las protestas frente a sus mítines sean habituales, hasta el extremo de que se vio obligado a cancelar un discurso en Chicago en marzo por episodios de violencia entre los manifestantes y sus seguidores.

 

PUB/IAM