El líder del PP (centroderecha), Mariano Rajoy, fue reelegido presidente del Gobierno español por el Congreso de los Diputados.

La elección de Rajoy pone fin a un período de más de diez meses de interinidad, en el que España careció de un Ejecutivo con competencias plenas, porque el Congreso surgido de los comicios de diciembre de 2015 y junio de 2016 no logró hasta hoy un acuerdo sobre un candidato.

Rajoy logró 170 votos, procedentes del PP (137 escaños), los liberales de Ciudadanos (32) y una diputada regionalista canaria, mientras que tuvo 111 votos contrarios y 68 abstenciones.

La abstenciones procedieron de las filas del PSOE (socialistas, 85 escaños), que se ha dividido sobre la conveniencia de mantener el "no" a Rajoy o pasar a la abstención para evitar unas nuevas elecciones.

El hasta hace cuatro semanas líder del PSOE, Pedro Sánchez, firme defensor del no a Rajoy, dimitió horas antes de este pleno para no verse obligado a apoyar mediante una abstención la investidura del líder del PP.

Sánchez, que intentó en marzo ser presidente, fue rechazado por el Congreso y el propio Rajoy también lo fue a primeros de septiembre.

Sólo el cambio de actitud de los socialistas ha permitido la reelección de Rajoy al frente del Gobierno, al que llegó después de que el PP ganara por mayoría absoluta los comicios de noviembre de 2011.

PUB/CHS