El análisis de los datos señalan que el planeta vivió una edad de hielo de la que comenzó a salir hace unos 370.000 años.

Entender el clima marciano ayudará a determinar cuándo el planeta fue habitable en el pasado y cómo cambió ese estado, además de servir para los estudios sobre el cambio climático en la Tierra.

Los modelos sugerían que el seco y polvoriento planeta rojo pasó por épocas glaciales en el pasado, pero los datos empíricos para confirmarlo eran escasos.

En el estudio, el investigador Isaac Smith del Instituto de Investigación del Suroeste en Boulder (EE.UU) y su equipo usaron un radar para estudiar las capas de hielo dentro de los casquetes polares de Marte, para lo que emplearon el equipamiento de la nave espacial Mars Reconnaissance Orbiter, lanzada en 2005 y destinada a aumentar el conocimiento de ese planeta.

A medida que el hielo se erosiona, el viento puede crear canales en forma de espiral y otros rasgos identificables, por ello rastrear esas marcas dentro de la capa helada puede revelar los cambios en el flujo y la acumulación del hielo en épocas pasadas y, por lo tanto, los cambios en el clima.

Mientras la capa de hielo en el sur es "relativamente pequeña y está alterada por el impacto de meteoritos", los investigadores pudieron trazar las capas dentro del hielo en el norte.

Así, descubrieron que las capas y las trayectorias de migración del hielo aumentan en pendiente, cambian de dirección de forma brusca o están completamente enterradas. Estos datos y otros analizados en el estudio señalan, según los investigadores, el final de un periodo glacial en Marte.

 

PUB/IAM