Al menos 44 personas han muerto y once han resultado heridas después de que un autobús cayera por un precipicio tras un choque de tres vehículos en la región autónoma de Tíbet (suroeste), informaron las autoridades locales.

El autobús cayó por un precipicio de 10 metros después de colisionar con un deportivo y un camión en la Autovía Nacional del Condado de Nyemo, en Tíbet, dijo el gobierno regional, citado por la agencia de noticias Xinhua.

Los pasajeros, principalmente turistas, procedían de provincias como Anhui (este), Shanghái (este) y Hebei (centro). Cuatro personas se encontraban en el deportivo y una en el camión, de cuyo estado aún no se ha informado.

Los heridos han sido desplazados a varios hospitales de Lhasa, la capital del Tíbet, y no hay ninguno grave entre ellos.

Mientras se inicia una investigación para averiguar la causa del accidente, la policía ha detenido a algunos gerentes de la Agencia de Viaje Feixiang y de la Compañía de Vehículos Shengdi, al parecer implicados en la gestión del autobús.

El Gobierno regional ha organizado una reunión de emergencia para hoy, domingo, y ha ordenado que comience una supervisión del estado de las carreteras de la zona para evitar más accidentes fatales.