Un gorila fue abatido en el zoológico de Cincinnati, en Estados Unidos, luego que un niño de 4 años cayera en el foso del animal.

La información fue dada a conocer a través de la cuenta de Twitter del recinto, donde se explica que el niño se coló entre las rejas de la jaula y cayó unos 4 metros hasta el foso del animal.

El director del zoológico, Thane Maynard, explicó que el gorila de nombre Harambe, de 181 kilos y 17 años, tomó al menor y lo arrastró por la jaula.

El niño permaneció cerca de 10 minutos. Producto de la emergencia, el equipo de respuesta a animales peligrosos del recinto, decidió acabar con la vida del simio, porque la situación ponía en riesgo al vida del niño.

"La elección fue disparar a Harambe, así que se nos ha ido", explicó Maynard.

Dos gorilas hembras estaban en el espacio en ese momento.

El director detalló que el menor no presentaba lesiones graves por su caída al foso.

PUB/NL