El presidente argentino Mauricio Macri debió ser hospitalizado este viernes al presentar una arritmia cardíaca, informó el gobierno en un comunicado.

"El presidente Mauricio Macri tuvo esta tarde, alrededor de las 15 horas, una leve arritmia que no le impidió continuar con su trabajo y mantener la agenda de actividades previstas en la quinta de Olivos", dice el comunicado.

Según la explicación, "al concluir la actividad prevista, siendo ya las 19:30 horas aproximadamente , la Unidad Médica Presidencial decidió que se realizara una revisión en la Clínica Olivos", próxima a la residencia oficial.

"Finalizados los estudios, y al constatarse que se revirtió la arritmia, permanecerá algunas horas más por precaución, para luego regresar a su domicilio", afirma el comunicado.

El mandatario, de 57 años, sintió un malestar mientras brindaba una entrevista a periodistas en la residencia presidencial de Olivos.

En un principio distintos portavoces oficiales desmintieron que el mandatario se encontrara internado.

Desde su entorno se divulgó una fotografía del encuentro con periodistas donde se lo ve relajado sentado en un sillón en la residencia oficial.

Sin embargo, el rumor de su presencia en la Clínica Olivos cobró fuerza en la prensa local y hacia las 21:30 horas el gobierno admitió el problema de salud del presidente en un comunicado.

​PUB/SVM