Esta semana se dio a conocer una historia en Inglaterra que ha escandalizado a gran parte del mundo. Esto luego que una madre revelara que sostiene una relación amorosa con su propio hijo.

Según publicó el medio The New Day, Kim West de 51 años tuvo un hijo cuando tenía 19 y decidió darlo en adopción, en momentos que había ido a estudiar a California en Estados Unidos.

Tras esto, pasaron 33 años cuando un día Ben Ford la contactó diciéndole que quería conocerla ya que era su hijo. Ella estaba en Inglaterra y él en Michigan en suelo norteamericano, pero se juntaron.

Dos años después, él abandonó a su esposa y vive una relación con su madre. "Esto no es incesto. Somos como dos gotas de agua y estamos destinados a estar juntos. Sé que la gente va a decir que somos repugnantes, que debemos ser capaces de controlar nuestros sentimientos, pero cuando uno es golpeado por un amor se está dispuesta a dejar todo por ello", sostuvo Ford.

Por su parte, la mujer señaló que "me enamoré de mi hijo y queremos tener un bebé", frase que impactó a los lectores del medio.

Ambos actualmente residen en Michigan y piensan en casarse, asegurando que su atracción es por  "genética de atracción sexual".

PUB/CM