La popularidad Angela Merkel registró una caída espectacular con menos de un alemán de cada dos afirmando estar satisfecha con su canciller, principalmente a causa de su política de refugiados después de los primeros atentados en Alemania, según un sondeo publicado el jueves.

El 47% de las personas preguntadas declararon estar satisfechas con el trabajo cometido por Merkel, lo que supone una caída de 12 puntos respecto a julio, según el barómetro mensual "Deutschlandtrend", realizado por la cadena de televisión pública ARD.

Se trata de la segunda peor cota de popularidad de la canciller desde su reelección en 2013. En febrero de 2016, Angela Merkel sólo consiguió recabar un 46% de opiniones favorables.

Entre el millar de electores de Alemania encuestados a principios de agosto, sólo el 34% -es decir, 8 puntos menos que en abril- afirmó estar satisfecho o muy satisfecho con la política de acogida de refugiados dirigida por el gobierno desde 2015. Es el nivel más bajo desde que se planteara la pregunta en el marco de este sondeo, en octubre de 2015.

En cambio, el 65% afirmaba estar insatisfecho con esta política, de lo que se benefició Horst Seehofer, líder conservador de Baviera y muy crítico con la política de refugiados de Merkel a pesar de pertenecer a su partido, el CSU, viendo su cota de popularidad subir 11 puntos hasta el 44%.

En julio se produjeron los dos primeros atentados reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico en territorio alemán, ambos perpetrados por solicitantes de asilo en Baviera (sur).

Unos días después, Merkel volvió a defender con firmeza su política migratoria, repitiendo su mantra "Vamos a lograrlo", lanzado en verano de 2015, el año en que Alemania acogió a más de un millón de refugiados.

A un poco más de un año de las elecciones legislativas, Angela Merkel, que se espera que se presente para un cuarto mandato como canciller, atravesará un primer test en las elecciones regionales de septiembre en su región, Mecklemburgo-Pomeriana Occidental (noreste), donde a su partido le sigue muy de cerca en los sondeos la derecha populista.

 

PUB/IAM