Miles de personas han pasado la noche fuera de sus casas en las localidades italianas de Camerino, Muccia, Visso, Ussita e Castelsantangelo sul Nera, en las región de Las Marcas, tras los dos terremotos que sacudieron ayer el centro del país.

Según las primeras estimaciones de los alcaldes de estas localidades son miles las personas las que han abandonado sus casas tanto por los daños o por el miedo a los temblores que se han sucedido durante toda la madrugada y a pesar de la lluvia y el frío en la zona.

Dos meses después del terremoto del 24 de agostó que devastó localidades enteras y causó 297 muertos, en la misma zona se produjo ayer un temblor de magnitud 5,4 en la escala Richter a las 19.11 hora local (17.11 GMT) y a las 21.18 horas (19.18 GMT) otro de 5,9.

El epicentro del terremoto, que fue advertido en Roma, se situó en las localidades de Camerino, Muccia, Visso, Ussita e Castelsantangelo sul Nera, en las región de Las Marcas, donde se han producido importantes daños en los edificios, algunos heridos leves y ha fallecido un anciano por un infarto.

Con el amanecer se aprecian las imágenes de las localidades afectadas como Vissio y Ussita gravemente afectadas con derrumbes en los edificios, pero sin la devastación que se apreció en Amatrice o Arquata del Tronto en el terremoto del 24 de agosto.

Algunas de estos pueblos, como Camerino, habían sufrido el terremoto de Asís de 1997 y se habían reconstruido con criterios antisísmicos y parece que por ello han resistido a los fuertes temblores.

Asimismo, el segundo terremoto, mucho más fuerte que el anterior, sorprendió a las personas fuera de sus casas y por ello no ha habido heridos o víctimas.

A las zonas afectadas hoy llegará el jefe de la Protección Civil, Fabrizio Curcio y el delegado especial para la reconstrucción del anterior terremoto de Amatrice, Vasco Errani, para evaluar los daños y buscar soluciones.

Los alcaldes de las localidades afectadas ya han advertido que las tiendas de campaña no pueden ser la solución debido al mal tiempo, ha llovido durante toda la noche, y sobre todo al frío y han pedido que se estudien otras soluciones.

Durante la noche han continuado las réplicas y desde las 19.00 horas de ayer hasta las 08.00 de hoy se han producido más de 70 temblores de magnitud entre 3 y 4 en la escala Richter, según los datos del Instituto Italiano de Geofísica y Vulcanología (INGV).

La Protección Civil italiana además de asistir a los evacuados también se centra en la apertura de las carreteras entre estas localidades, ya que muchas de ellas se encuentra cortadas por corrimientos de tierra y caída de piedras.

 

PUB/IAM