Miles de manifestantes exigieron hoy ante el Parlamento de Ankara que se reinstaure la pena de muerte en Turquía tras el sangriento intento de golpe de Estado anoche.

Según la televisión CNNTürk, los manifestantes gritaban eslóganes como "queremos ejecuciones, la pena de muerte".

"Dinos que peguemos y vamos a pegar, dinos que matemos y vamos a matar", fue otro de los lema dirigido aparentemente al presidente turco, el islamista Rece Tayyip Erdogan.

El primer ministro y líder del gobernante partido islamista AKP Benali Yildirim, quien se encontraba en el mismo lugar de la manifestación, pidió a los manifestantes que se dirijan a la céntrica plaza de Kizila, "para guardar la democracia".

Ante los eslóganes de los manifestantes, el primer ministro señaló: "hemos entendido vuestro menaje. Vamos a hacer lo que sea necesario".

Mientras, la oficina turca de Amnistía Internacional (AI) advirtió hoy de una reintroducción de la pena de muerte el país.

"Turquía se ha unido para defender los derechos contra una supuesta junta (militar)", dijo Andrew Gardner, expertos en derechos humanos en Turquía, en su cuenta en la red social Twitter.

"Una vuelta a la pena de muerte y una represión contra disidentes sería el final para la victoria", agregó el analista de AI.

La pena de muerte fue abolida en Turquía, por completo y para todos los tiempos, en el año 2004.

 

PUB/IAM