La ministra de Transparencia de Bolivia, Lenny Valdivia, aseguró que el presidente de dicho país Evo Morales apelará a la vía judicial para poder saber qué pasó realmente con su hijo. Esto, debido que hasta este momento ni Gabriela Zapata, la madre, ni su familia aclararon las dudas surgidas en torno al caso.
Zapata, quien se encuentra detenida por imputación en su contra de tres delitos, había dicho que su hijo “había muerto”.

Según Valdivia, el presidente iniciará las acciones porque concluyó que el plazo que se había fijado para que la familia de Zapata presentara al menor en una instancia judicial, según consigna el diario La Razón de La Paz.

“Seguramente nuestro Presidente, ya en la vía personal, desde el día de hoy va a accionar a través de la vía judicial a efectos de también, como padre, saber qué es lo que ha pasado con ese niño en estos ocho años”, dijo la ministra a medios locales, y quien el domingo pasado dio un plazo de 24 horas para que el niño fuera presentado ante algún juez.

El 5 de febrero pasado, Evo Morales había confirmado que tuvo una relación con Zapata entre 2005 y 2007. Engendraron un hijo, y según la información que tenía el presidente, había fallecido. Fue la tía de Gabriela Zapata quien, el sábado pasado, aseguró que el niño estaba vivo, hecho que fue ratificado por una de las abogadas de Zapata.

El nombre de Zapata y su relación con Morales salió a la luz pública el 3 de febrero, por una denuncia del periodista Carlos Valverde, quien reveló que era funcionaria de CAMC, empresa que logró con el Estado contratos superiores a los $us 500 millones. Por ello consideró la existencia de un posible tráfico de influencias.

PUB/FHA