El ministro del Medio Ambiente, Pablo Badenier, puso este miércoles en funcionamiento la primera estación móvil de monitoreo de calidad del aire en el país.

La unidad cuenta con equipamiento de última tecnología y que fue diseñada para estudiar emisiones de material particulado grueso y fino, gases precursores de material particulado y otros contaminantes relacionados con impactos a la salud de la población y con el cambio climático.

La estación operará tanto en Santiago como en las regiones más afectadas por la contaminación atmosférica, y reforzará el monitoreo que realiza a diario el Sistema de Información Nacional de Calidad del Aire (Sinca), red que cuenta con 55 estaciones de para medir la calidad del aire en todo Chile, 11 de ellas en la Región Metropolitana.

Según las autoridades, la vigilancia permanente de la calidad del aire permite a las autoridades tomar medidas oportunas para enfrentar eventos de contaminación agudos, informar a la ciudadanía de la calidad del aire que respira, definir medidas de control de emisiones, hacer seguimientos de largo plazo de los impactos de las estrategias implementadas, y evaluar mediante el cruce de datos con Salud, el impacto que la contaminación produce en las personas.

El ministro Badenier dijo que “como Gobierno tomamos la decisión de hacernos cargo de del principal problema ambiental del país, la contaminación del aire. Lo hemos hecho elaborando más planes de descontaminación que nunca antes en una gestión de gobierno, pero también midiendo más y mejor, con equipos más precisos y de mejor calidad. Esta estación móvil nos ayudará a reforzar ese trabajo”.

Y agregó que “la nueva estación móvil mide esencialmente material particulado, gases precursores de este contaminante y también de cambio climático, además de una serie de variables meteorológicas que ayudan al análisis de esos datos. Su implementación nos permitirá no solo realizar nuevos estudios en las ciudades donde estamos implementando planes, sino en aquellas comunas que hoy no cuentan con estación de monitoreo, y nos permitirá responder de mejor manera ante emergencias como erupciones volcánicas o el incendio registrado este año en el relleno Santa Marta”.

El equipamiento con que cuenta esta nueva estación móvil le permitirá realizar un seguimiento y tendencia de los contaminantes, en especial para el material particulado fino (MP2,5). También estudiar los perfiles de estos contaminantes y determinar sus fuentes de emisión, realizar estudios de contaminación local y de contaminantes de cambio climático, así como interrelacionar la información que entregue con la que proveen las estaciones de monitoreo fijas.

PUB/CM