El ejército turco anunció este viernes que tomó el poder del país, una acción que el primer ministro, Binali Yildirim, calificó como un "intento ilegal".

En un comunicado leído en televisión posteriormente, dijo haberse hecho con el poder en todo el país, en el mismo, aseguran que han tomado el poder para garantizar la democracia y el respeto a los Derechos Humanos.

"El poder en el país ha sido tomado en su totalidad", indica el comunicado leído en la cadena NTV. La página web del ejército estaba caída. Una agencia progubernamental asegura que el jefe del Estado Mayor ha sido tomado como "rehén" de los golpistas en un cuartel militar de Ankara.

Una fuente presidencial ha confirmado en tanto que el presidente turco Erdogan está a salvo.

PUB/IAM