Esperaban 50 invitados, pero llegaron más de 600. Le dio un infarto por el coraje y murió. Ahora su hija lo recuerda en redes sociales.