El ministro de Defensa de Uruguay, Eleuterio Fernández Huidobro, uno de los fundadores del grupo guerrillero Tupamaros en la década del 1960, falleció en la madrugada del viernes por complicaciones de salud.

"El día de la fecha a las 00H40 horas (locales, 03H40 GMT) falleció el señor Ministro de Defensa Nacional Don Eleuterio Fernández Huidobro (...) a causa de una dolencia que sufría desde tiempo atrás", informó el Ministerio de Defensa en un comunicado.

Fernández Huidobro, de 74 años y uno de los fundadores del extinto Movimiento de Liberación Nacional (MLN-Tupamaros), sufría una enfermedad respiratoria severa que lo obligaba a utilizar asistencia para oxigenarse.

Fumador empedernido, había sido hospitalizado a comienzos de semana y quedó en coma inducido desde entonces por complicaciones derivadas de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica que padecía desde hacía varios años. Se encontraba internado en el Hospital Militar.

Polémico, de hablar frontal, Fernández Huidobro pasó de fundar una guerrilla de izquierda al influjo de la revolución cubana a ser responsable de la cartera de Defensa que incluye a los militares, sus antiguos enemigos.

De dilatada trayectoria política, fue ministro de Defensa del gobierno de su excompañero de armas José Mujica (2010-2015) y permaneció en el cargo al asumir Tabaré Vázquez en marzo del año pasado.

Se fugó de la cárcel

Apodado "El Ñato", Fernández Huidobro fue uno de los fundadores del MLN-Tupamaros, que se levantó en armas en la década de 1960 y cayó derrotado en 1972, antes del inicio de la dictadura.

También fue uno de los dirigentes que se reconvirtió a la vida política cuando el grupo, ya convertido en Movimiento de Participación Popular (MPP) decidió ingresar al Frente Amplio, la coalición de izquierda actualmente en el gobierno, a mediados de la década de 1990.

En 1969 fue capturado luego de participar en la llamada "Toma de Pando", en la que un comando de la guerrilla asaltó la ciudad ubicada a 44 kilómetros de Montevideo, un episodio que dejó varios muertos y heridos.

En 1971 se fugó del penal de Punta Carretas donde estaba recluido, junto a otros 100 presos, en una de las fugas masivas más grandes de la historia, que implicó la construcción de un enorme túnel hasta una casa cercana.

Los guerrilleros fueron trasladados del lugar en camiones y camionetas.

Al año siguiente fue recapturado y junto a otros ocho dirigentes tupamaros pasó a formar parte del grupo que el MLN bautizó como los "rehenes" de la dictadura (1973-1985), lo que significaba que serían ejecutados en caso de que su organización retomara las acciones armadas.

Este grupo incluía a varios fundadores de la guerrilla, entre ellos su máximo líder, Raúl Sendic, padre del actual vicepresidente uruguayo, de igual nombre.

Las condiciones de detención de Fernández Huidobro fueron especialmente duras. Formaba parte de un grupo de tres prisioneros que completaban el expresidente Mujica y el escritor Mauricio Rosencof.

Fueron trasladados de cuartel en cuartel durante años, y sometidos a tortura sistemática, según relatarían años después.

Con Rosencof, Fernández Huidobro escribió el libro "Memorias del calabozo", que relata el cruel encierro que culminó en marzo de 1985 tras el retorno de la democracia. El libro será llevado en breve al cine.

Autor de varios libros, también escribió una obra en dos tomos sobre la fuga del Penal de Punta Carretas.

En 1999 se convirtió en senador por el Frente Amplio, cargo que ocupó hasta el 2011 cuando fue designado por Mujica como ministro de Defensa.

En su discurso de Asunción el primero de marzo de 2010, Mujica dedicó un espacio a Fernández Huidobro, a quien calificó de "hermano".

Sus polémicas declaraciones sobre las investigaciones acerca del destino de los detenidos desaparecidos durante la dictadura lo llevaron a mantener varios cruces con el Frente Amplio y con organizaciones de derechos humanos.

Su entierro tendrá lugar en la tarde del viernes, con honores de ministro de Estado, informó la cartera de Defensa.

PUB/CM