Isabelle Dinoire, la mujer francesa sometida en 2005 al primer trasplante parcial de cara del mundo, murió  a los 49 años de edad, señaló hoy el hospital universitario de Amiens, en el que fue operada.

La mujer falleció "como consecuencia de una larga enfermedad", indicó ese centro hospitalario en un comunicado, con el que confirmó la noticia filtrada por el diario "Le Figaro" y dijo que no informó antes a la prensa para preservar la intimidad de la familia "en estos momentos dolorosos".

Según el medio francés, los tratamientos que debía seguir para evitar el rechazo le provocaron la aparición de un cáncer.

El invierno pasado sufrió un nuevo episodio de rechazo de la zona trasplantada y perdió una parte del uso de los labios, añadió el periódico en su edición digital.

Dinoire había perdido los labios, parte de la nariz y la barbilla al ser atacada por su perra en mayo de 2005. La operación para tratar de reconstituirle la cara, en noviembre de ese año, duró más de 15 horas.

Su primera aparición pública tras ese proceso tuvo lugar en febrero de 2006, en una conferencia multitudinaria en el hospital que fue trasmitida en directo por televisiones de todo el mundo.

Visiblemente emocionada y un tanto cohibida, la mujer expresó en esa intervención ante los medios su deseo de recuperar una vida "normal" y confió en que su trasplante parcial de rostro sirviera para ayudar a otros.

Desde 2005, según recordó hoy "Le Figaro", se han efectuado más de 30 trasplantes de cara en el mundo.

PUB/NL