Las fuerzas prorrégimen, apoyadas por bombardeos de la aviación siria y de la rusa, lograron reconquistar este miércoles Zeitan y Jalasa, dos aldeas al sudoeste de Alepo que habían caído en manos de los insurgentes horas antes, añadió la fuente.

Los yihadistas del Frente al Nosra (Al Qaida) lanzaron un nuevo contraataque este miércoles por la mañana para recuperar Jalasa, un lugar estratégico, informó Rami Abdel Rahman, director del Osdh.

Jalasa se encuentra en una colina, con visibilidad sobre una zona extensa del sur de la provincia de Alepo, principalmente la carretera utilizada por las fuerzas del régimen para abastecerse.

La reconquista de Jalasa permitiría a los rebeldes vigilar la vía de aprovisionamiento del régimen entre el aeropuerto de Nairab y Alepo, explica el director del Observatorio.

La ciudad de Alepo está dividida en dos: el oeste en poder del régimen y el este en manos de los rebeldes.

En el sur de la provincia de Alepo, la localidad de Jan Tuman y otros sectores fueron blanco de bombardeos nocturnos, según el Observatorio.

Al norte de Alepo, el régimen bombardeó la principal carretera de aprovisionamiento de los rebeldes y la región de Al Maleh, precisó.

Más de 280.000 personas han muerto desde 2011 en la guerra en Siria y millones han tenido que huir de sus ciudades.

 

PUB/IAM