Las circunstancias que rodearon los decesos de las jóvenes argentinas María José Coni y Marina Menegazzo, ambas ocurridas en el balneario ecuatoriano de Montañita y por las que fueron detenidas dos personas, siguen despertando dudas en las familias, aunque existe un punto que comparten con los defensores de los acusados: el proceso está marcado por una serie de irregularidades.

Ante esto, y según consignó La Nación de Argentina, ambas partes aseguraron que la reconstitución de escena será vital para comenzar a conocer realmente qué pasó con las trasandinas. A su vez, la declaración de ambos acusados -Alberto Segundo Mina Ponce y Aurelio Eduardo Rodríguez- es puesta en duda.

Tras su declaración inicial, Ponce declaró ser el único responsable de los crímenes, algo que su defensa considera lo hizo para cubrir a sectores vinculados al narcotráfico. La familia de las jóvenes, a su vez, cree que ambos presuntos responsables incluso fueron obligados a entregar el testimonio incriminatorio.

Otro punto que llama la atención de ambas partes es la celeridad con que se encontró a los, para la justicia ecuatoriana, culpables. 

Por último, el punto -quizás- más sensible de esta investigación tiene que ver con los cuerpos de ambas mendocinas muertas, ya que tanto la familia como los defensores dudan en que los restos encontrados a fines de febrero sean realmente los de María José Coni y Marina Menegazzo. Por ello, muestras de ambos llegarán a Argentina para pericias.

PUB/VJ