Impacto causó en Paraguay el caso de una mujer que asesinó a su propia hija de 7 años para luego mandar fotografías del cadáver al padre y a la abuela del menor.

El hecho ocurrió en la ciudad de Curuguaty, en donde la victimaria identificada como Sabina Dávalos colgó a la pequeña del techo con el cable de su televisor.

Tras esto, tomó una serie de fotografías que mandó por WhatsApp al padre de la menos, el cual era su ex pareja, además a la abuela paterna. Posteriormente, se intentó quitar la vida consumiendo antidepresivos, siendo salvada por la policía.

Según informa el diario Crónica, la teoría que maneja las autoridades es que la mujer asesinó a su hija porque le recordaba a su ex pareja.

En ese sentido, fueron encontrados una serie de mensajes de WhatsApp de la victimaria al hombre, a quien amenazó hace unos días que tanto él como su familia “van a llorar lágrimas de sangre”.

PUB/CM