Esteysi Sánchez, una joven de 29 años, fue detenida en Estados Unidos tras atropellar a un hombre de 69 años mientras conducía bajo los efectos del alcohol.

Sin embargo, esto no fue lo único que aconteció porque la mujer condujo más de un kilómetro con el cadáver del sujeto sobre el parabrisas, quedando además una pierna del hombre al interior del automóvil, la cual se le desprendió del cuerpo.

“La fuerza de la colisión causó que la víctima atravesara el parabrisas del vehículo y quedara en el asiento delantero del conductor“, indicó la policía mediante un reporte a CNN.

El hecho fue descubierto por la pareja de la mujer luego que ella llegará a su casa, tras lo cual llamó a las autoridades, siendo detenida Sánchez y posteriormente procesada por homicidio involuntario, con las agravantes de conducción bajo la influencia del alcohol, además de atropellar y huir del lugar.

PUB/CM