El extraño encuentro sucedió cuando la mujer salió a dar una caminata para despejarse del resultado de la elección. Fue la primera foto de Clinton