Nueva Zelanda reconoció oficialmente esta iglesia, cuyos adeptos portan coladores en la cabeza, adoran los piratas y piensan que el universo fue creado por un espagueti volador. Y, en una decisión fechada el 10 diciembre, las autoridades de Wellington le otorgan además el derecho legal a celebrar enlaces.

La responsable de la organización o “jefa R’Amen” declaró este domingo a los medios locales que había pedido ser reconocida como oficiante y esperaba poder celebrar matrimonios “pastafaris” el mes próximo.

“Somos una verdadera Iglesia y a nuestros miembros les gusta casarse, incluso varias veces”, había explicado poco antes a Radio New Zealand.

El movimiento nació hace una década en Estados Unidos para denunciar los dogmas religiosos y el creacionismo. Desde entonces, ha crecido y ahora está presente en numerosos países.

“Nos gusta tener bautismos, bebés y divorcios, y siempre es agradable contar con celebrantes para conducir las ceremonias”, añadió la jefa R’Amen, que prefiere conservar su anonimato.

La pasta, “la principal comida santa”, tendrá un lugar especial en los banquetes de boda, precisó. Sobre la indumentaria, “el colador es el sombrero tradicional, pero si quieren vestirse de piratas, por supuesto que también está permitido, ya que las primeras personas creadas por el Monstruo del Espagueti Volador fueron los piratas”.

El director neozelandés del Registro Civil, Jeff Montgomery, autor de la decisión del 10 de diciembre, explicó en Radio New Zealand que la petición de esta organización era “una de las más inusuales” que recibió en toda su carrera.

Sin embargo, la Iglesia responde a los criterios requeridos por la ley neozelandesa sobre bodas, señaló.

“Llegué a la conclusión que tienen y promocionan convicciones filosóficas y, por tanto, pueden designar oficiantes encargados de celebrar los enlaces”, aseguró.

Cualquier organización que demuestre la posesión de convicciones filosóficas o religiosas está autorizada a celebrar uniones. Los certificados de matrimonio no precisan quién unió a los esposos, recordó Montgomery.

La Iglesia del Monstruo de Espagueti Volador cree también en la existencia en el paraíso de un volcán de cerveza, mientras que la cerveza del infierno está desbravada.

La página web de la Iglesia describe a su dios como “un montón de extremidades espaguetis con dos bolas de carne y un par de ojos”.

 

PUB/IAM